¿Cómo fomenta Awin la Responsabilidad Social Corporativa?

  • Escrito por
  • .

Durante los dos últimos lunes, parte del equipo de Awin participó en un voluntariado en la asociación ARBA. 

Próximo evento

La semana pasada, parte del equipo de Awin participó en un voluntariado en la asociación ARBA.

En Awin, los empleados tenemos la oportunidad de solicitar hasta dos días anuales para realizar un voluntariado. De esta forma, se apoya a aquellos empleados que quieran colaborar activamente en causas sociales además de diversificar las acciones que conforman la Responsabilidad Social Corporativa de Awin como empresa.

 Desde el departamento de recursos humanos, nos presentaron el proyecto ARBA (Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono). ARBA es una asociación ecologista, sin ánimo de lucro, que se ocupa de la conservación de la vegetación autóctona, del medio natural, del fomento y recuperación tanto de los bosques autóctonos de la Península ibérica y ecosistemas asociados como del estudio de los usos tradicionales de las plantas. Además de hacer y promover las plantaciones de vegetación autóctona están volcados en la educación de la sociedad para que éste cometido lo lleven a cabo cada vez más personas; esta asociación lucha desde 1986 por la defensa de los bosques autóctonos  y sus ecosistemas asociados.

Awin ayudó colaborando desde el invernadero que tienen en la Casa de Campo en Madrid. Nos encontramos con Paco y Fernando de ARBA en la estación de Metro Lago y desde allí fuimos adentrándonos en la Casa de Campo en un paseo formativo, en el que nos contaron cosas tan curiosas como la función de los arboles caducifolios a la hora del deshielo de las heladas en el suelo o las diferentes especies autóctonas que podemos encontrar en este parque así como su correcta identificación.

Desde semanas previas al voluntariado, estuvimos recolectando tetrabriks en nuestras oficinas tal y como nos pidieron desde ARBA, con el fin de darles una segunda vida y reutilizarlos antes de reciclarlos. En ellos, hicimos plantones de encinas para poder plantarlas cuando estén más desarrolladas en bosques. También estuvimos añadiendo esporas de hongos micorrizas en los plantones para poder observar en el futuro si de esta forma, se mejora el crecimiento de la encina ya que estos hongos se encuentran en simbiosis con las raíces de los grandes ejemplares.

También estuvimos seleccionando semillas y bellotas para su plantación, ayudando en el huerto e invernadero y preparando los briks que habíamos recolectado para poder realizar los plantones.

Al terminar con los plantones, estuvimos ayudando en la elaboración de bombas de semillas, que consisten en unas bolas de una mezcla homogénea de arcilla y arena en la que se  introducen semillas con el fin de crear un envase que las contenga para que no se pierdan. Después, simplemente con la ayuda de un plantador se realiza un agujero en el suelo e introducir la bomba para que crezcan las semillas, facilitando así su germinación.

En ARBA también tienen un pequeño huerto urbano, que fue uno de los primeros de Madrid capital. En el crecen desde plantas medicinales como el Poleo y la Hierva Luisa como plantas aromáticas como el orégano y el tomillo.

Para nosotros, fue una experiencia muy enriquecedora ya que aprendimos que con nuestro pequeño grano de arena estamos contribuyendo a combatir problemas como la deforestación y cambio climático.

 

Si a ti también te gustaría colaborar con ellos, puedes contactarles desde su página de Facebook y su web. Nosotros colaboramos con ellos en la Casa de Campo de Madrid pero disponen de muchas más sedes repartidas por toda España, te invitamos a que encuentres la sede ARBA más próxima a ti.

Próximo evento