Trabajar desde casa: lo que necesitas saber para empezar hoy mismo

  • Escrito por

Hace 10 años no existía la influencia a través de Instagram.

Próximo evento

Hace 15 años no podíamos imaginar que Facebook pudiera convertirse en una galería de nuestros servicios y productos, hace 20 años los empleados no imaginaban poder trabajar desde casa, hace 30 no existía el blogging monetizado tal cual lo conocemos hoy

Cada vez existen más empresas que ofrecen trabajo para realizar en casa. Los coworkings son los espacios de moda, han aumentado los profesionales que se permiten trabajar online para tener más tiempo así como también lo han hecho aquellos que abandonaron sus oficinas para trabajar por el mundo mientras viajan.

Trabajar desde casa es sinónimo de libertad, de ubicuidad, de redes que te pueden conectar con cualquier empresa, en cualquier lugar. Trabajar desde casa se ha normalizado drásticamente este año debido al Covid-19 pero es una tendencia que lleva con nosotros más de una década. Nuestra pregunta es: ¿Cómo la tecnología nos puede ayudar a trabajar desde casa? Responderemos a esta pregunta a través de los siguientes puntos: 

Ventajas de trabajar desde casa

Plataformas que ofrecen trabajo para realizar desde casa

Otras formas de trabajar desde casa

Los mayores desafíos cuando trabajas desde casa (y cómo superarlos)

¿Y cómo comenzar?

En resumen

En este artículo analizaremos esta y muchas otras cuestiones para que hoy mismo comiences a generar ingresos desde tu propio hogar.
¡Comenzamos por las ventajas!

 

Ventajas de trabajar desde casa

Si la forma en que trabajamos está cambiando de una manera tan repentina es porque cada vez son más los que comprueban los siguientes beneficios:

  • Trabajar desde casa = poner tus habilidades al servicio: Trabajar para una corporación significa etiquetarte en la función/profesión/rol que desempeñas en tu puesto de trabajo. Algunos ejemplos de ello serían: agente inmobiliario, comercial, atención al cliente, contable, administrativo e incluso gerente de una empresa. (Siempre y cuando te encuentres satisfecho con tu “misión” dentro de la empresa, todo está bien). Sin embargo, el concepto ‘multipotencial’ está ganando adeptos y cada vez son más las personas que se aburren haciendo solo una cosa ya que se han hecho conscientes de que tienen múltiples intereses y habilidades. ‘¿Quién dijo que hay que elegir?‘¿Por qué destinar las 8 horas de tu jornada laboral a solo una tarea?’ . El trabajo desde casa ha solucionado esta necesidad permitiendo eliminar el arcaico término ‘profesión’ para abrirse al libre intercambio de habilidades. ¿Sabes escribir? Escribe. ¿Sabes idiomas? Traduce. ¿Te gusta la docencia? Enseña. ¿tienes don de venta? Vende. Puedes distribuir tu semana laboral en diferentes sectores donde no existen límites más allá de los que tú te pongas. Habilidades, dones y talentos tienen todo el espacio para poder florecer en el trabajo desde casa. 

  • Adiós a las ofertas de empleo precarias, hola al trabajo global: Buscar empleo en la oficina de trabajo local y encontrar precariedad se quedó atrás. También lo hizo el lamentarse del salario mínimo profesional de tu región/país. El trabajo online te permite conectar con esa oferta de empleo que te encanta y que se encuentra a miles de kilómetros de distancia. ¿Japón?, ¿Miami?, ¿Nueva Zelanda? Esto no solo significa poder acceder a más trabajos sino también a empleos mejor remunerados. La ventana al mundo se abrió con la digitalización permitiéndote vivir en India y trabajar para una empresa en Singapur: beneficiándote así de los bajos costes de vida en un lugar y del salario elevado del otro. Ya no hay excusas para no tener el nivel de vida que deseas, tú escoges dónde vivir y para quién trabajar.

  • ¿Globalización? Más clientes: Del mismo modo que puedes acceder a una mayor variedad de ofertas en todo el mundo, también puedes mostrar tus servicios a nivel global. Tu negocio de jabones naturales local puede crecer si le das visibilidad a través de Etsy, tus clases de español a los extranjeros turistas pueden crecer exponencialmente a través de webs como Preply, tu consultoría legal también puede ser necesitada por un expatriado en Inglaterra que encontró tu web preguntando a Google. Abrirte al mundo es sinónimo de extender tu negocio y además con las ventajas económicas que analizamos en el siguiente punto.

Working globally

  • Menos barreras para comenzar tu propio negocio: Si en el plano físico para abrir una empresa necesitas licencia de apertura, alquiler (o compra) de un local, reestructuración, comprar stock, entre otros gastos, en el plano virtual esto se elimina en su totalidad (o casi). Decimos casi porque realmente trabajar desde casa es tan sencillo que puedes comenzar hoy mismo y sin realizar ninguna inversión a través de portales de trabajo freelance. Pero si deseas crear una empresa directamente la inversión es mínima. A la hora de crear una web existen plataformas como WordPress, Wix, y SquareSpace que ofrecen servicios gratuitos, un dominio en Godaddy puede costarte entre 0,99 euros e infinito (depende del nombre que escojas), un servidor está entre los 4-12 euros aproximadamente y si necesitas mano de obra la puedes encontrar desde 5 euros en Fiverr. 

  • Flexibilidad es ser dueño de tu agenda: El cumpleaños de tu mejor amiga este año cae en un miércoles y te encantaría celebrarlo con ella en su restaurante favorito pero ¡oh! tu carrera corporativa no te lo permite, ¿te suena? Esto no pasa con el trabajo desde casa, especialmente si consigues organizar tus plazos de entrega con tus clientes. Trabajar desde casa significa tener la flexibilidad para poder tomar ese vuelo de Ryanair tan económico que ocurre un martes, trabajar un domingo porque te apetece hacerlo en ese momento, ir de compras un lunes por la mañana teniendo la tienda para ti, asistir a esa consulta médica sin pedir un día libre y muchas otras ventajas más de ser dueño de tu tiempo. ¿Por qué restringirse a vivir solo el fin de semana?, ¿por qué tener vacaciones solo 30 días al año?

  • Trabajar dónde y cómo quieras: ¿Cuántas veces has leído/escuchado la clásica frase de ‘trabajar en pijama’? Sí, esta es la imagen visual del trabajador freelance por excelencia pero lo cierto es que trabajar desde casa y en pijama son compatibles y a la vez no tanto (volveremos a ello en el apartado ‘herramientas para organizar tu trabajo desde casa’). Sí, trabajar en pijama es posible, desde el sofá también, en la mesa de la cocina, en un escritorio, en una cafetería tomando un capuccino, en esa biblioteca antigua que tanto te gusta, en el AVE de Madrid a Sevilla, en Tailandia como lo haría un nómada digital o en cualquier lugar donde exista Wifi y ganas de trabajar. Si poder estar en todas partes para ti es importante, entonces súmale un punto positivo a los ‘Pros de trabajar desde casa’. 

  • Un salario a tu medida: Cuando trabajas desde casa no tienes una nómina, no sabes lo que vas a declarar en tu informe de la Renta del próximo año ni tampoco si el mes que viene podrás comprarte ese sofá de Ikea que te ha enamorado. La realidad es que (especialmente durante los primeros años) establecer una meta salarial y alcanzarla no es tan sencillo. No obstante, si eres una persona ambiciosa que disfruta por el camino hacia sus metas, trabajar desde casa puede traerte una gran satisfacción. Y es que el hecho de que dependa de ti cuánto vas a ganar hace que el trabajo se convierta en un reto atractivo. ¿Por qué? Porque si aprendes a valorar tu tiempo adecuadamente puedes ganar tanto como quieras. Además, puedes trabajar para diferentes clientes, realizando diversas tareas y diversificando tus entradas económicas para que no dependan de solo una fuente. De hecho, a diferencia de lo que muchos piensan, trabajando desde casa puedes obtener el salario de un gerente de empresa. ¡Y si no te lo crees mira los informes mensuales que publica Inteligencia Viajera! Sin embargo, te aconsejamos que para alcanzar grandes resultados leas el apartado en el que hablamos de ‘Los mayores desafíos cuando trabajas desde casa (y cómo superarlos)’.

Ahora ya estás convencido pero tu pregunta es: ¿cómo trabajar desde casa? Te echamos una mano en los siguientes apartados.

 

Plataformas que ofrecen trabajo para realizar desde casa

  • Upwork: Este marketplace conecta a clientes (es decir, empresas o individuos) con freelancers y a día de hoy se considera una de las plataforma más extensas de trabajo online. ¿Por qué Upwork es tan grande? La razón está en que esta web nació a través de la combinación de Odex y Elance, dos plataformas de trabajo individual que en el año 2015 se unificaron creando lo que hoy es Upwork. El nacimiento de este mercado, tal y como declara la misma empresa, surgió cuando hace más de dos décadas el líder tecnológico de una Startup de Silicon Valley se dio cuenta de que su amigo en Atenas sería perfecto para un proyecto web. Sin embargo, le preocupaba trabajar con alguien en el otro lado del mundo. Entonces, los dos amigos crearon una web que permitiera el trabajo a nivel global de forma segura y se dieron cuenta de que muchas otras empresas y freelancers podrían beneficiarse de esto. Upwork, con su rápida y segura tecnología, posee más de 70 categorías diferentes de trabajo, más de 5.000 habilidades y publica cada año millones de trabajos. Si deseas aprender a usar Upwork, en Udemy puedes encontrar cursos que te enseñan cómo ser freelance a través de Upwork. ¿Por qué limitarse al trabajo local teniendo Upwork que te conecta con el trabajo global? 

Freelancer working

  • Freelancer: Podríamos decir que esta plataforma es la versión en español de Upwork. Este marketplace que conecta a clientes con freelancers se define como el mercado más grande de freelancing y crowdsourcing del mundo. Hoy en día esta web cuenta con más de 47,066,630 usuarios registrados y cotiza en la bolsa de valores australiana.Algunas de las categorías en las que se puede trabajar gracias a Freelancer son: servicios contables, redacción, diseño web, marketing, servicios legales, desarrollo de software, recursos humanos, ingeniería, administración, etc. De hecho, empresas como Microsoft, PWC y Boeing ya contratan a través de Freelancer y actualmente el marketplace cuenta con 18,477,925 trabajos publicados. ¿A qué esperas para encontrar el tuyo?

  • Workana: Latinoamérica y sudeste asiático son los focos donde esta plataforma cuenta con mayor presencia. Workawana se describe en su propia web como una red de “híbridxs, itinerantes y diversxs” cuyo propósito es contribuir a la mejora del panorama laboral promoviendo valores como: la autonomía, la igualdad de oportunidades y el desarrollo del talento. ¿Cómo funciona este mercado? No de forma diferente a Upwork y Freelancer. El cliente o empleador publica el trabajo que necesita y los freelancers envían sus propuestas a este. La plataforma ofrece un servicio seguro de pago que puede ser realizado por horas o por trabajo terminado. ¿Tienes curiosidad por ver las ofertas de trabajo freelance de Workana? ¡Echa un vistazo a su buscador!

  • Otros mercados de trabajo remoto o freelance: Existen plataformas como Weworkremotely, Authenticjobs, Remoteok, Workingnomads, Skipthedrive, Virtualvocations o Flexjobs, Soyfreelancer.com, Twago o incluso Infojobs y Amazon Jobs que te permite encontrar trabajos remotos a jornada parcial o completa así como proyectos en los que colaborar como freelance. 

Esto no queda aquí. Existen aún más formas de generar ingresos por tu cuenta.

 

Otras formas de trabajar desde casa

La palabra clave ‘trabajar desde casa’ en España cuenta con más de 20.000 búsquedas al mes, esto es solo una muestra de cuánto es interesante y cada vez más esta forma de empleo alternativo. Pero si en el apartado anterior te contamos cómo ofrecer tus servicios/habilidades buscando ofertas de trabajo, en este te queremos contar lo que puedes hacer tú mismo:

  • Crear infoproductos: Si tienes un blog o una red social y aún no cuentas con un infoproducto, estás perdiéndote una forma de automatizar tus ingresos. Sí, porque quién tiene infoproductos ha añadido otra pata más a la mesa de tu libertad financiera. ¿Qué es un infoproducto? Curso descargable, libros, audiolibros, webinars, escuela online, plantillas con ejercicios y otros materiales que ofrezcan tu conocimiento y puedan ser susceptibles de descarga. De este modo si decides trabajar como freelance y un mes te ausentas por razones personales, seguirás recibiendo ingresos gracias a tus infoproductos. El secreto está en vender tu conocimiento (y no tu tiempo) a través del canal que tú decidas. SendOwl facilita la venta de tu infoproducto así como Ontrapages y Leadpages.

  • Afiliación a servicios/productos: Si en el apartado anterior te comentábamos la importancia de crear infoproductos, en este te queremos decir que también puedes ganar dinero sin tenerlos. ¿Cómo? Sí, hablando de infoproductos, servicios o productos de otros. Como ves, las posibilidades que ofrece la red para trabajar desde casa son infinitas y esta es una de las más sencillas cuando comienzas. ¿Qué es la afiliación? Es una comisión que recibes por promocionar un producto/servicio que te encanta hablando de él en tu blog o red social. Y repetimos, que te encante es importante ya que tu credibilidad aquí será el factor clave. Actualmente la mayoría de productos o servicios cuentan con un ‘programa de afiliados’ a través del cual, tras registrarte, recibirás el llamado ‘enlace de afiliado’. El único requisito será que tengas una web o canal de Youtube con suficientes seguidores y encontrar anunciantes en consonancia con tu público objetivo

Trade online

  • Operar en trading online: Las commodities, las criptomonedas, el Forex, son solo algunas de las formas en las que puedes ganar dinero desde casa realizando trading online. Para ello solo necesitas un ordenador, Internet y aprender de la mano de expertos como Alfio Bardolla, el coach financiero que fundó ‘Alfio Bardolla Training Group’ la escuela de formación financiera personal más grande de Europa. Su libro ‘El dinero te hace feliz’, su evento ‘Wake Up Call’ y sus cursos (‘Invertir en inmuebles’, ‘Hacer trading con criptomonedas’, ‘Creación de empresa’) pueden ayudarte a descubrir esta alternativa para generar ingresos desde casa. 

  • Utilizar la economía colaborativa: Trabajar desde casa no significa que todo se deba hacer de cara a una pantalla. La economía colaborativa abrió la puerta a una forma alternativa de intercambiar servicios usando los bienes que poseemos. Un ejemplo de ello es Airbnb que te permite alquilar los espacios de tu casa que no utilizas. De acuerdo a esta plataforma, alquilar una habitación en Airbnb podría generar entre 600 a 1.000€ mensuales en Madrid (esto puede variar dependiendo de la fecha, localización). Existe la versión para vehículos que sería Getaway (comparte tu coche con vecinos de tu ciudad) , SocialCar o Amovens a través de la cual puedes ofrecer tu coche a personas como tú por horas o por días. Y por último, también puedes inscribirte como conductor para Uber o repartidor de Globo.

  • O simplemente compartir aquello que te hace único: ¿Eres un apasionado de la cocina tailandesa? Puedes escribir un libro sobre tus recetas favoritas o mejor aún, mostrar cómo las cocinas en un canal de Youtube. ¿Cuentas con una historia apasionante y crees que puedes inspirar a otros? Esto es lo que hizo Hana Kanjaa cuando escribió su libro y se convirtió en coach para ayudar a otros. ¿Eres bueno dando consejos o escribiendo reseñas de productos? Influenster ha sido pensada para gente como tú que comparte su opinión sobre cosas que ha probado mientras gana dinero. ¿Te consideras experto en una materia como por ejemplo la fotografía? Puedes crear un curso y venderlo en Domestika así como subir tus fotografías a Pexels. ¡Infinitas formas de compartir tus pasiones mientras ganas dinero!

Sin embargo, cuando comienzas a trabajar desde casa te das cuenta de que sin organización trabajarás más y peor que en tu empleo anterior. Por ello es importante que no te pierdas el siguiente punto. 

 

Los mayores desafíos cuando trabajas desde casa (y cómo superarlos)

Cuando trabajas desde casa te das cuenta que no se trata de despertarse sin alarma cada día, trabajar desde una hamaca y estar disponible para tus seres queridos las 24 horas. Existen muchos desafíos que deberás superar para hacer del trabajo online algo factible. ¿Cómo hacer del trabajo desde casa algo productivo? Aquí algunas ideas: 

  • Evitar las distracciones: Cuando se trabaja desde casa somos vulnerables a ese helado que queremos comernos, a esa red social que nos apetece revisar, a ese WhatsApp que nos llega, entre otras distracciones. Si eres de los que cuando trabajan desde casa no pueden pasar más de 2 minutos seguidos trabajando, necesitas trabajar tu disciplina laboral. 

¿Soluciones? Sí. Existe una estrategia llamada ‘la Técnica Pomodoro’ que se utiliza para tareas que requieren concentración y tiempo. Por ejemplo, escribir o programar. ¿Qué necesitas? Un reloj o temporizador, esto es llamado ‘pomodoro’. Este se activará durante 25 minutos en los que te concentras en tu productividad. Estos 25 minutos no deben ser interrumpidos. Por cada pomodoro realizas un descanso de 5 minutos. Después, vuelves a activar el pomodoro para la siguiente tarea y cada 4 pomodoros haces un descanso más largo (de entre 15-30 minutos). 

Si prefieres aplicaciones, existen algunas que te pueden ayudar a concentrarte. Entre ellas: 

-Forest: Si no puedes dejar de controlar tus notificaciones en tus redes sociales, necesitas esta App. Forest está disponible tanto para Android como para iOS así como extensión para Chrome y Firefox.  Gracias a Forest puedes decidir qué quieres evitar consultar y cuánto tiempo quieres evitar distracciones. 

-RescueTime: Si cuanto más productivo eres, más quieres serlo, RescueTime es la herramienta que necesitas. Esta aplicación recopila los datos de todas las webs que visitas durante tu jornada laboral de forma que controles realmente cuánto estás trabajando. 

  • No tener prioridades: Cuando trabajas desde casa, debes conseguir establecer una lista de prioridades cada mes, cada semana y cada día. No tener un orden significará no cumplir tus plazos de entrega y vivir constantemente en estrés por no llegar a tiempo. 

¿Cómo establecer prioridades? A través de una agenda y calendario. La clásica agenda está de moda, más que nunca. A pesar de que lo digital está ganando terreno a través de aplicaciones como Google Calendar, Calendly o TimeTree. Lo cierto es que ver las cosas en papel puede suponer un alivio. Por ello ahora existen agendas para la productividad como la que ofrece Charuca que ha sido creada especialmente para emprendedores.

Working schedule

  • No saber establecer tu precio: Fijar un precio por hora o por proyecto puede resultar incómodo para muchos. Especialmente cuando acaban de comenzar a trabajar desde casa. ¿Cómo saber cuánto vale tu trabajo? 

Nuestra recomendación es realizar búsquedas en las páginas de trabajo freelance para comprobar cuánto están solicitando otras personas de tu sector. También deberás valorar las horas que te tomará realizar la tarea así como el esfuerzo que deberás desempeñar. Al final, establecer una cuota correcta dependerá solo de ti y de lo que a ti te hace sentir bien. Sin embargo, existen webs como esta que ofrecen una ‘calculadora freelance’ para estimar tu valor por hora. 

  • No saber delegar: Caer en el pecado de querer hacerlo todo tú puede significar perder tu preciado tiempo. Existen numerosos profesionales que pueden ayudarte a hacer más fácil tu trabajo desde casa. Por ejemplo, existen soluciones como Quaderno para la contabilidad y facturas así como la figura del asistente virtual que puede ayudarte a gestionar tareas.

  • Pasarte el día trabajando y olvidarte de tus hobbies: Poder trabajar en cualquier momento y en cualquier lugar puede hacer que el trabajo se mezcle con nuestra vida personal. De hecho, puede suceder que incluso dejemos de tenerla por dar prioridad a plazos de entrega. 

¿Cómo gestionar esto? Existen soluciones para organizar tus tareas y plazos de entrega como Monday, Asana, Kanbanflow o Trello. Si trabajas en equipo, una buena comunicación es clave y podrás mejorarla gracias a Slack o Spike (herramientas para colaborar en proyectos y estar en contacto con el equipo a través de diferentes canales).

Otras herramientas que te serán útiles en tu organización:

  • Zoom, Skype, GoToMeeting o Google Hangouts: para reuniones rápidas.
  • Google Drive o WeTransfer para compartir archivos.
  • Evernote o Google Keep: para tomar nota de aquello realmente importante. 

 

¿Y cómo comenzar?

Si has llegado hasta aquí, seguramente trabajar desde casa te interesa muchísimo. Entonces tienes dos opciones y las dos son muy válidas. La primera es dejar todo para mañana para lanzarte al cambio sin pensarlo dos veces y la segunda es realizar la transición paso por paso, tal cual te contamos en los siguientes puntos:

  • Solicitar el trabajo remoto:  Estamos en un momento adecuado para probar los beneficios del trabajo remoto. De hecho, numerosas empresas están aceptando que sus trabajadores trabajen desde casa. Especialmente desde la explosión del Covid-19 en los inicios de 2020, cada vez más trabajos presenciales han incorporado el trabajo remoto. Esto es porque muchas empresas se han hecho conscientes que se puede trabajar igual que desde la oficina y sin contar con los inconvenientes que el trabajo presencial conlleva (gastos por desplazamientos, pérdida de tiempo que se dedica a llegar a la oficina, alquiler de local para empresa, entre otros). Lo cierto es que se puede ser igual (o más) productivo desde casa ya que no existen distracciones entre compañeros, se ahorra tiempo de desplazamiento y el trabajador se siente más cómodo. Por ello, en caso de que tu empresa se niegue a ello, siempre puedes ofrecer trabajar unos días desde casa para demostrar que cuentas con la profesionalidad para ello. ¡Este es sin duda el primer paso para convertir tu trabajo presencial en remoto!

  • Trabajar por proyecto, no por horas: ¿Qué tal si ofreces trabajar por proyecto y no por horas? La jornada laboral de 8 horas, es decir, 40 horas a la semana, se está convirtiendo también en un concepto obsoleto. Si ya has cumplido con las tareas que te asignaron, ¿por qué estar sentado en la silla hasta la hora de fin de trabajo? Esta es otra de las propuestas que puedes hacer a tu empresa. De hecho, el sistema de trabajo cambiará cuando la mentalidad de los trabajadores también cambie y si tú quieres ser parte de esta transición al llamado ‘trabajo del futuro’ debes contribuir a ello. Una vez que hayas reducido tu jornada laboral también contarás con más tiempo para comenzar a tener los primeros clientes trabajando desde casa.

Working time

  • Trabajar a jornada parcial: ¿Y si reduces tu jornada completa a jornada parcial? Esta es otra de las formas que puedes utilizar cuando decides pasar al trabajo desde casa. De esta manera contarás con las ventajas del trabajo tradicional (salario fijo, horario de trabajo estable, cotización a la seguridad social, etc) pero contarás con la otra media jornada para comenzar a trabajar desde casa. Esta forma es la ideal si quieres simplemente ‘testar’ las ventajas del trabajo desde casa y comprobar tu suerte con ello. Además, cuando acabas de comienza, los frutos no se obtienen inmediatamente, como una cosecha, ¡primero será necesario plantar las semillas! Y, ¿qué mejor forma que hacerlo que dedicando unas horas al día para ello?

  • Comenzar en las vacaciones de tu trabajo actual: Si ninguna de las opciones mencionadas anteriormente te parece correcta, tenemos otra idea para ti. Puedes “sacrificar” tus vacaciones de este año para comenzar a trabajar desde casa y comprobar por ti mismo si esto es lo que deseas. También puedes realizar el esfuerzo extra de comenzar después de tu jornada de 8 horas así como en tus días libres. De este modo no estás arriesgando nada, de lo contrario: estarás abriendo las puertas a un nuevo mundo de posibilidades a tu alcance

Finalmente, si no cuentas con ningún empleo actual y estás desempleado, puedes comenzar paso a paso creando tu perfil en alguna de las páginas para trabajar desde casa, inscribirte a cursos online para trabajar desde casa así como observar a otros que ya lo han conseguido. ¡Buena suerte!

 

En resumen

Trabajar desde casa está a la orden del día, pero no siempre lo estuvo. La evolución del trabajo remoto ha dado pasos agigantados en muy poco tiempo, ¿no crees? 

En Awin pensamos que nos dirigimos hacia lo que desde hace tiempo se está denominando ‘el trabajo del futuro’. En este la flexibilidad de horarios, la organización peer-to-peer (entre iguales) y la cooperación son valores primordiales. 

El concepto ‘trabajo’ está cambiando a un ritmo que no podemos ni siquiera predecir. Lo que hoy es una nueva red social, como Tik Tok, mañana puede ser una nueva fuente de ingresos. 

Realmente no sabemos cómo serán las nuevas formas de trabajo, así como tampoco sabíamos hace 20 años que surgirían fuentes alternativas de ingresos

Lo que sí tenemos claro es que la tecnología jugará un papel importante en el que compartir lo que tenemos y poner nuestras habilidades al servicio serán factores clave. ¿Estás preparado?

Artículos relacionados