Guía para generar ganancias a través de ingresos pasivos

  • Escrito por

La verdadera libertad financiera es tener un flujo de ingresos que no dependa de tu tiempo: los ingresos pasivos. En esta guía te contamos cómo conseguirlos.

Próximo evento

Libros como ‘La semana laboral de 4 horas’ de Timothy Ferris han inspirado a la filosofía que se define con el lema ‘gana dinero mientras duermes’. Pero, ¿es realmente posible generar ingresos pasivos sin trabajar? Queremos resaltar que no existe una respuesta afirmativa o negativa pues la verdadera explicación a esto sería:

Sí, siempre y cuando hayas desempeñado tu trabajo, recursos y/o dinero anteriormente”.

Los ingresos pasivos son ya un trending topic y en breve podríamos definirlos como aquello que haces hoy que te permitirá  y generar dinero posteriormente (sin necesidad de volver a invertir tu tiempo o recursos en ello). Esto se traduce en trabajar en el presente para construir algo que mañana puedas vender y que en diez años aún te esté generando ingresos.

Esta idea de los ingresos pasivos se encuentra en paralelo y armonía con aquella que habla de ‘no poner todos los huevos en la misma cesta’. Seguramente habrás escuchado este consejo de gurús de las finanzas, como Richard Branson o el italiano Alfio Bardolla que destaca la importancia de pensar en las finanzas personales como una mesa compuesta de 4 patas. En esta, las extremidades deben estar equilibradas para no depender de ninguna de ellas exclusivamente.

Pero, ¿cómo podemos comenzar a construir las patas de la mesa de nuestras finanzas personales? Esto podría resultar complicado pero lo cierto es que con esfuerzo y determinación se puede llegar a tener diferentes fuentes de ingresos constantes. ¿Cómo? A través de la construcción de diversos ingresos pasivos.

Si nunca antes reflexionaste sober esto, no te preocupes. En este artículo analizaremos todo lo que necesitas saber paraa comenzar a generar dinero de los ingresos pasivos hoy mismo:

 

¿Qué son realmente los ingresos pasivos?

Tipos de ingresos pasivos

Ingresos pasivos a través de la economía colaborativa

Ingresos pasivos mediante ‘poner tu dinero a trabajar por ti’

Ingresos pasivos gracias a creación de bienes o servicios:

4 ideas para comenzar a generar ingresos pasivos hoy mismo

Alquila tus cosas

Escribe ebooks para Amazon

Crea un curso online con tus conocimientos

Gana dinero con un blog especializado en tu pasión

¿Es posible vivir de ingresos pasivos?

¿Listo? ¡No hay tiempo que perder! (Y nunca mejor dicho).

¿Qué son realmente los ingresos pasivos?

El significado de los ingresos pasivos, como indica su nombre, deriva de que, a diferencia de los ingresos activos, en la pasividad (como bien indica el concepto) no se requiere de una actividad activa de nuestra parte. Podemos trabajar en el presente y seguir recibiendo ingresos por el resto de nuestra vida.

¿A dónde nos lleva esto? A la libertad financiera, concepto hermano de los ingresos pasivos. Te explicamos por qué a continuación:

Si lo reflexionas; en un día contamos con 24 horas, de las cuáles 8 las necesitamos para dormir y en las restantes comemos, trabajamos y realizamos labores varias. En concreto, una jornada laboral no suele extenderse más allá de las 8 horas. Por tanto, si pretendemos obtener la libertad financiera a través de la clásica ‘venta directa de nuestro tiempo’, nos daremos cuenta de que es realmente difícil (o imposible). ¿Por qué?

Porque nuestro tiempo es limitado. De esta limitación temporal surge la necesidad de encontrar algo más allá de los ingresos activos. Y con ello, la diversificación de nuestro salario. Pero ingresos pasivos existen muchos y no tendrás que escoger uno en específico. De hecho, es posible que te conviertas en un “coleccionador de ingresos pasivos” cuando descubras las diferentes tipologías que te presentamos en la siguiente sección.

Tipos de ingresos pasivos

●      Ingresos pasivos a través de la economía colaborativa

La industrialización nos trajo el gusto por poseer, por ser ‘dueños de’, por ser propietarios de nuestros recursos. Sin embargo, este hábito social se ha actualizado a otro que comprende el seguir teniendo pero compartiendo (y a su vez ganando dinero en este compartir). Esto es lo que promueve la llamada ‘economía colaborativa’: comparte lo que posees y genera ingresos gracias a ello.

La tecnología se presenta como la plataforma ideal para hacer posible este necesario cambio. Gracias a las nuevas soluciones existentes, quien desea algo y no puede (o no desea) poseerlo puede al menos probarlo haciendo un clic desde Apps o sitios webs creados para ello. Este es el caso de empresas de nueva aparición en los últimos años como la siguiente:

-SocialCar: En esta plataforma de ‘carsharing (es decir, préstamo de vehículos) puedes generar ingresos haciendo que tu coche trabaje para ti. SocialCar te permite anunciar tu vehículo, su precio y alquilarlo de acuerdo a tu disponibilidad: por días, por semanas o por meses.

¿Otras como SocialCar? Sí, GetAround, Amovens. El carsharing es una de las formas en las que a través de la economía colaborativa puedes obtener un sueldo (o pagar la letra de tu coche) alquilando tu posesión mientras no la utilizas. ¡Pero no la única!

De hecho, en un estudio realizado por la auditora PWC se estima que para el año 2025, el 65% de los adultos, harán uso de plataformas de economía colaborativa. Este dato solo nos confirma que este nuevo modo de usar, llegó para quedarse.

Su pionera fue la super conocida Airbnb, la plataforma de economía colaborativa que cambió la forma de viajar. Y si conoces su historia, habrás comprendido la naturaleza del movimiento de compartir posesiones.

Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharzyk, sus creadores (ahora multimillonarios), decidieron alquilar unas camas hinchables en su salón cuando estudiaban en la universidad para permitirse pagar la renta. ‘Air bed and breakfast’ (cama de aire y desayuno). Ante esto solo podemos decir lo siguiente:

¡Los mayores inventos, vienen de las mayores crisis!

●      Ingresos pasivos mediante ‘poner tu dinero a trabajar por ti’

 

La frase ‘el dinero llama al dinero’ seguramente fue dicha por primera vez por alguien que hacía uso de esta fuente de ingresos. Ahorrar dinero bajo el colchón no te hace más rico así como tampoco mantenerlo estático en el banco.

La abundancia se genera cuando el flujo económico continúa en marcha y no cuando dejamos de moverlo. Esto último es debido a que la inflación provoca que el precio de los bienes y servicios continúe en alza cada año, haciendo que tu dinero pierda valor

Actualmente existen diversas formas de conseguir que tu dinero trabaje para ti, es decir, de que tus ganancias hagan de herramienta, canal o instrumento para crear más ingresos. Algunas de ellas tratan de invertir en productos físicos, facilitar capital para la creación de una startup o inversión en acciones bursátiles, entre otros.

Pero te daremos unos ejemplos concretos:

-Fondos de inversiones, como los que ofrece Indexa Capital: La tecnología ha facilitado la apertura de fondos de inversiones procedentes de no entidades bancarias (ahorrándote un 86% en comisiones y otros costes). La plataforma Indexa Capital ofrece un gestor automatizado para que no tengas que realizar análisis y lo dejes en manos de expertos. Gracias a esta solución, no necesitas ser un experto en finanzas para comenzar a ganar dinero con tu propio dinero.

-Crowlending o ganar dinero prestando dinero a otros: Los bancos no son los únicos que pueden ofrecer financiación, cualquier persona puede hacerlo gracias a la aparición de plataformas como Mintos, plataforma muy conocida de crowlending. Esta empresa facilita la tarea de invertir en préstamos acercándola a todos, es decir, dejando atrás la idea de que para invertir necesitas contar con mucho dinero. Puedes comenzar desde 10€, creando carteras de cualquier tamaño, diversificando tus inversiones y automatizándolas.

-Invertir en startups a través de plataformas de crowdfunding: Si bien es cierto que las empresas de reciente creación cuentan con un riesgo importante, también lo es que existe la posibilidad de una gran rentabilidad. Si lo piensas, en su día Google fue una startup y actualmente el gigante tecnológico supera los 300.000 millones de euros en valor. ¿Cómo podemos invertir en startups? A través de soluciones como la que ofrece The Crowd Angel, Crowdcube o StartupXplore.

Otras plataformas (en este caso del sector inmobiliario) para poner tu dinero a trabajar por ti son Housers, Evoestate o Crowdestate.

 

●      Ingresos pasivos gracias a la creación de bienes o servicios:

 

En esta sección nos concentramos en las ganancias generadas a través de una creación propia. No solo se trata de los conocidos ‘infoproductos’ online (podcasts, ebooks o cursos online) sino también de cualquier bien o servicio offline que haya nacido de tu propio trabajo (y que puedes vender en piloto automático).

Generalmente, estos ingresos no son realmente pasivos sino que responden más al concepto de ‘semipasivos’ pues requieren de actualización, control y unas horas de tu tiempo al mes. Pero sin duda, ¡te generarán más libertad financiera que los ingresos activos! Aquí un ejemplo:

-La instalación de vending machines: Las máquinas expendedoras que observamos en estaciones de autobuses, centros comerciales o localizaciones recurridas, son ingresos pasivos. Tu único trabajo activo será reponer el producto y recoger la recaudación. ¿Qué tipo de catálogo puedes ofrecer?

Desde comestibles (café, snacks, sándwiches) hasta productos de higiene (mascarillas para protegerse del Covid-19, gel hidroalcohólico, kleenex) o lo menos esperado (flores, maquillaje, perfume).

Lo mejor de estas máquinas es que funcionan de forma automática. Las máquinas tragamonedas, lavanderías automáticas, impresoras que funcionan con monedas, los juegos en general (billar, dardos, futbolín) y atracciones para niños también responden a esta tipología de ingresos pasivos.

Ahora tienes una idea más clara de algunas de las de ingresos pasivos. Sin embargo, si deseas empezar hoy mismo a generar ingresos pasivos, en el siguiente apartado te daremos algunas ideas.

4 ideas para comenzar a generar ingresos pasivos hoy mismo

1.    Alquila tus cosas

¿Por qué no generar ingresos pasivos a través del alquiler de activos? Seguramente tienes cosas que no utilizas diariamente, que están acumulando polvo y que podrías rentar a cambio de un ingreso.

Algunos ejemplos de cosas que podrías alquilar por periodos cortos a otros son: cámaras fotográficas, equipo fotográfico (trípode, objetivos, paneles de luz, etc) drones, guitarras u otros instrumentos musicales, proyectores, pantallas, taladros, entre otros objetos.

Personas que hoy en día tienen seguridad financiera como Pau Antó comenzaron alquilando activos como fueron un equipo de instrumentos musicales. La idea es comprarlos, mantenerlos con calidad excelente y alquilarlos a un porcentaje del precio original.

Si tienes objetos en casa que solo están ocupando espacio en el trastero, es tu momento de comenzar a generar ingresos pasivos. ¿Y cómo comenzar? Si bien puedes hacerlo por tu cuenta, también existen plataformas que han sido creadas ad hoc para generar ingresos alquilando tus cosas a personas de tu zona.

Entre ellas: Fatllama ya está funcionando genial en Reino Unido y Estados Unidos. También Renttu se está abriendo paso en Colombia y en España cada día surgen más iniciativas como Alenpar o la App Rent4Me. Como ves, ¡ya no es solo posible ganar dinero con tu vivienda a través de Airbnb, ahora a través de cualquiera de tus posesiones!

2.    Escribe ebooks para Amazon

¿Tienes una temática de la que no te cansas nunca de hablar? Escribir un libro puede ser tu salida más rentable. Entre las ventajas de esta idea para generar ingresos pasivos se encuentran las siguientes:

  • No requiere de inversión económica: Tu conocimiento será tu única inversión. Y si ya lo posees, no necesitarás invertir en ello. Por esto es importante que sea cual sea la temática en la que te enfoques, se trate de un tema que conozcas, que seas experto en ello o que disfrutes investigando.
  • Mínima inversión de tus recursos: Gracias a herramientas gratuitas como Canva podrás diseñar su estilo y portada para que de esta forma la única inversión que harás en este negocio sea tu energía y tiempo.
  • No caduca: Una de las ventajas de publicar un libro es que no necesitarás actualizarlo, a menos que lo desees. Esto se traduce en una fuente de ingresos pasivos que te permite trabajar una vez y obtener ingresos constantes. Además, si deseas actualizarlo, el formato electrónico (al contrario que el papel) te permitirá hacerlo fácilmente.
  • Atractivos ingresos: Amazon a través de su Kindle, te ofrece hasta un 70% de las ganancias. Al contrario de lo que sucede en papel cuando la mayoría de las editoriales se quedan con un 93%. Además, las ganancias a través de un libro son ilimitadas, cuantas más copias vendas, más ganarás. ¡No hay límite!
  • No necesitas escribir libros ganadores de premios Nobel: Los libros de no ficción dominan un gran porcentaje del mercado electrónico. Estos no son escritos literarios sino tan solo la comunicación de una temática. De hecho, la mayoría de los lectores valoran sentir al autor cercano, esto se consigue a través de una escritura simple y directa. ¡Todos tenemos conocimientos que pueden ser útiles para otros!
  • Te darás a conocer: Contar con un libro genera reconocimiento, valor, y como dice Robert Kiyosaki, aunque vendas millones de copias de tus libros, no son tus libros los que te harán millonario sino el resto de ganancias que vendrán tras el efecto de estos.

 

3.    Crea un curso online con tus conocimientos

Todos conocemos que el mercado de los cursos online está en auge, convirtiéndose en uno de los negocios pasivos más rentables del momento. Esto porque estudiar online ya no es una opción sino para algunos, debido a las restricciones impuestas por el Covid-19, ya representa una no-alternativa para los estudiantes.

Para los instructores, a diferencia del formato libro, esta tipología te permite profundizar más en el ‘paso a paso’ de la temática. Por ello, lo ideal es que encuentres una cuestión y que le resuelvas el problema a un target específico proponiendo una solución.  Si ya dispones de una audiencia a través de tus redes sociales, pregúntales directamente qué les gustaría conocer en profundidad. Tal y como dice el blog ‘Lifestyle al Cuadrado en este artículo’:

“Si no sabes lo suficiente sobre lo que quieres enseñar, aprende.”

Existen plataformas que ya cuentan con una comunidad deseosa de aprender y te facilitarán el proceso de venta de tus cursos: Udemy, Domestika, Teachable. También puedes venderlos tú directamente a través de tus redes sociales, una página de venta y un botón de SendOwl. ¿La gran ventaja de los cursos? Se venden mucho. A cualquier día, hora, año. ¡Te puedes ir de vacaciones y seguir vendiendo copias de tu curso, años después de haberlo creado!

4.    Gana dinero con un blog especializado en tu pasión

Este es el sueño de todos aquellos apasionados de la escritura y de una temática en particular. ¿Cuántas veces has tecleado en tu buscador una pregunta y te ha aparecido en primer lugar un blog super interesante? De esto se trata, de que tú seas el creador de este sitio web que responde a las preguntas de los usuarios.

Pero, ¿cómo obtener ganancias de un blog? Existen ingresos activos como la creación de contenido patrocinado para blogs desde Publisuites. Sin embargo, también puedes obtener ingresos pasivos con las siguientes ideas:

-Gana con el marketing de afiliados: Una de las fórmulas más conocidas de generar ingresos pasivos a través de un blog es gracias al marketing de afiliados. Este sistema permite promocionar, ofrecer o vender productos/servicios de otros a través de tu sitio web o redes sociales.

Este sistema de ganancias permite una relación win-win entre el creador del producto o servicio y el afiliado ya que todos ganan. El afiliado gana una comisión a través de la venta que realiza mientras que el creador obtiene más ventas de su producto sin tener que hacer nada por ello.

Por tanto, tanto el ‘marketero digital’ como el ‘creador del producto’ obtienen ganancias pasivas. ¿Eres un maestro de las redes sociales?, ¿experto en publicidad? o ¿cuentas con un nicho de mercado relevante? Nuestros estudios monográficos de marketing de afiliados confirman que este puede ser tu método preferido de obtención de ingresos pasivos.

-Súmale a tu blog un canal de Youtube: Generar ingresos pasivos a través de Youtube no es una de las fuentes más rápidas de obtenerlos. Sin embargo, te generará autoridad en tu nicho así como más visitas a tu blog.

A su vez, si creas contenido ‘evergreen’, es decir, contenido que nunca caduca (como los videotutoriales) estarás añadiendo valor a tu comunidad y podrás recibir propuestas.

¿Cuál es el potencial de ganancias de Youtube? Lo cierto es que con una inversión igual a cero, puedes obtener ingresos exponenciales ilimitados: sponsors, ventas, publicidad, marketing de afiliación a través de tu canal, etc.

-Ganancias pasivas a través de AdSense: Este es el programa de Google a través del cual se permite que se inserten anuncios publicitarios en tu página web. No es la forma más sencilla de ganar dinero pasivo con un blog, sin embargo, es una de las más utilizadas y pasivas

¿Cómo funciona? Ganarás dinero cada vez que tus lectores hagan clic en los anuncios, obtendrás ganancias. Si tienes en cuenta llevar a cabo una estrategia SEO de calidad, conseguirás obtener buenas ganancias con AdSense posicionando tu blog nicho en Google.

-Por último: los sitios de membresía, el dropshipping y las donaciones a través de Paypal son otra fuente de ingresos pasivos a través de tu blog. Y si te cansas de este siempre puedes venderlo y generar ingresos por esta venta. Sí, tener un blog referente requiere de tiempo de creación pero después, ¡todo serán ganancias!

Y después de estas ideas llegamos a la pregunta del millón:

¿Es posible vivir de ingresos pasivos?

Agustin Grau, inversor, escritor y formador te respondería que él lleva 20 años viviendo de ingresos pasivos y por ello ha creado su ebook ‘50 fuentes de ingresos pasivos que te harán ser más libre’. Entonces, basados en evidencias, la respuesta es sí. Sin embargo, él mismo afirma que para ello deberás primero crear activos que poner a trabajar por ti. ¿Los tienes? 

Luis Pita (autor de ‘Ten peor coche que tu vecino’), Robert Kiyosaki (autor de ‘Padre rico, padre pobre’) o Raimon Samsó (autor de ‘El código del dinero’) han cambiado la forma de pensar de mucha gente con afirmaciones como ‘retírate rico’, ‘niño listo’ o ‘ingresos automatizados’. No obstante, lo cierto es que para obtener ingresos pasivos.se requiere de una gran determinación previa.

No vamos a ocultar la cara más realista de la moneda. Sin embargo, ¿no estás realizando este mismo esfuerzo por un salario mensual? Entonces, ¿por qué no hacer algo que tendrá una repercusión a largo plazo?

Se trata de comenzar a ver que el “placer instantáneo” de los ingresos activos no nos lleva a la libertad financiera pues como dijimos al inicio de este artículo, nuestro tiempo es limitado (y en consecuencia, nuestra vida también es limitada.)

Si trabajamos hoy para conseguir generar ingresos pasivos, mañana podremos gozar de nuestro tiempo para estar con la familia, para no preocuparnos por la pensión o para tener más de 30 días al año de vacaciones. En conclusión, lo mejor es comenzar a crear la primera pata de tu mesa de ingresos pasivos, ¿la tienes ya?