Marketing de contenido web para principiantes

  • Escrito por

Aprende cómo atraer tráfico a tu sitio web y motivar a tu público, dos características clave para que un sitio web de marketing de afiliación tenga éxito.

Próximo evento

Marketing de sitios web para principiantes

Si te dedicas al marketing de afiliación, una gran parte del trabajo que haces está orientado a que la gente vea tu contenido. Si bien es cierto que lo que buscas es persuadir a tu público para que haga clic y compre productos, para llegar a ese punto necesitas asegurarte de que, en primer lugar, la gente pueda encontrar el enlace. Otro de tus objetivos debe ser construir la confianza con tu público creciente y posicionarte como una fuente fiable para tu nicho.

Cuanto más tráfico atraigas a su sitio web, tendrás más probabilidades de éxito en el marketing de afiliación. El marketing de sitios web ayuda a garantizar que el público que atraigas esté interesado y comprometido.

Exploremos algunas de las estrategias más eficientes y rentables de marketing de sitios web.

Conoce tu nicho

Primero, debes encontrar un nicho y adaptar el marketing de contenido de tu sitio web al público concreto al que deseas dirigirte. Aunque también puedes tener éxito enfocándote en una amplia gama de sectores, es más probable que construyas confianza con tu audiencia si te concentras en algo específico. Por ejemplo, es mucho más probable que alguien que desea comprar maquillaje recurra a alguien que solo cubra belleza y cosméticos en lugar de a otra persona que hable en su blog de cosméticos, seguros, muebles y equipamiento para acampadas.

Así que, antes de pasar a la publicidad en tu sitio web, lo mejor es que encuentres un área de conocimientos en la que te sientas seguro. Elige un tema que conozcas bien, y sobre el que puedas seguir creando contenido de manera constante. Además, tiene que ser algo con un público lo suficientemente grande como para mantener altas las tasas de interacción y conversión a largo plazo, sin que sea un mercado tan amplio en el que tengas que competir con miles de personas.

Puedes investigar un poco usando herramientas de análisis como Google Trends para obtener ideas y ver lo que la gente está buscando, y algunas herramientas para editores como las que ofrece Awin pueden ayudar a garantizar que tu sitio web vaya por el buen camino.

Awin ofrece una serie de herramientas diseñadas para ayudar a los publishers a optimizar las campañas de marketing de afiliación. Entre ellas se incluyen herramientas como el Mercado de Oportunidades, que ayuda a los editores («publishers») a conectar con anunciantes relevantes para su nicho.

Marketing de contenidos

Ahora que ya tenemos definido nuestro nicho, podemos comenzar la promoción del sitio web. En primer lugar, crear contenido de forma regular y que resulte atractivo es fundamental. Un sitio web con una larga lista de enlaces no te servirá de nada. En esencia, tu profesión es la de vendedor, y la mejor manera de vender los productos que estás promocionando es crear contenido atractivo sobre ellos.

Hablar de las características y funcionalidades de un producto es, quizás, el tipo de contenido que más impacto positivo puede tener en el marketing de afiliación. Las listas de artículos, como «Las cinco mejores cestas de Navidad para 2021» o «Las siete mejores alternativas veganas al pollo», son una excelente manera de introducir algunos enlaces en una publicación a la vez que te estableces como una referencia en el sector.

Cuanto más concretas las publicaciones, mejor. En lugar de «Los diez mejores champús», prueba con «Los diez mejores champús para cabello ondulado». De esta forma, podrás seguir publicando contenido nuevo de forma constante sin limitarte desde el principio al comenzar con un tema demasiado amplio.

No todo tiene que ser comentar productos; puedes dedicar publicaciones completas a un solo producto que esté teniendo un gran impacto, o escribir guías para usuarios que ofrezcan consejos sobre cómo aprovechar al máximo un producto determinado.

Por ejemplo, si tu idea es comercializar utensilios de cocina o productos alimenticios, puedes publicar recetas y enlazar a estos productos dentro del contenido. En lugar de tener que buscar miles de formas de decir «este es el producto y aquí está el enlace», puedes incluir enlaces relevantes en tu contenido, incluso sin que este sea el tema principal de la publicación. En el caso de ser afiliado especializado en productos y servicios del sector turismo y hostelería, una buena opción es comenzar un blog de viajes y sugerir enlaces de afiliados.

Piensa en tu público objetivo y en lo que este querría saber antes de comprar, y trata de responder a estas preguntas de forma natural dentro de tu contenido.

Sobre todo, mantén siempre el mismo tono de voz y estilo en todo tu contenido. Si eres coherente, construirás un público fiel que sabrá que siempre podrá recurrir a ti para recibir consejos de compra, leer reseñas y acceder a diferentes contenidos sobre las cosas que le gustan.

Redes sociales

Las redes sociales son una gran herramienta de marketing de sitios web para correr la voz sobre tu marca y contenido. Complementar el contenido escrito de tu blog con contenido visual en Instagram, con hashtags y enlaces relevantes, te ayudará a atraer la atención hacia tu sitio web. Lo mismo en Pinterest, TikTok e incluso Reddit.

Las historias y los reels de Instagram brindan una gran oportunidad para crear contenido de reseñas en forma de vídeos cortos. Los hashtags te ayudan a llegar a un público interesado. Si, además, comentas en publicaciones relevantes, podrás conseguir que tu cuenta reciba aún más atención. Los enlaces de afiliación se pueden añadir a los mismos posts, así como enlaces a tu blog. 

Facebook es un gran lugar para crear más conciencia sobre tu sitio web entre las diferentes comunidades afines. Publicar en grupos de Facebook y comentar en publicaciones puede ayudar a atraer a un público más amplio a tu sitio, al tiempo que le aporta a tu marca una sensación de cercanía. 

YouTube es el lugar perfecto para publicar vídeos de reseñas y de guías prácticas. Otra opción es iniciar un vlog, o cualquier otro tipo de canal de YouTube, y hablar de tus productos afiliados en los vídeos. Por ejemplo, puedes abrir un canal de gaming y mencionar tu silla de juego, teclado, ratón, micrófono, etc. en vídeos e incluir enlaces de afiliados. Esto es muy común en el sector de moda y belleza, como es el caso de muchos youtubers especializados en maquillaje que publican consejos y vídeos instructivos que enlazan con los productos que usan.

Email marketing

El email marketing continúa siendo una estrategia efectiva de publicidad para tu sitio web. En general, el email marketing suele tener unos mejores resultados cuando el contenido lo reciben clientes existentes, suscriptores o aquellos que han interactuado con tu contenido anteriormente. Por eso, lo mejor es usarlo tras experimentar algún tipo de crecimiento. No obstante, tan pronto como empieces a recibir visitas en tu sitio web, puedes comenzar a crear tu lista de correos o lista de mailing.

Anima a tus visitantes a suscribirse al contenido de tu blog y a seguirte en tus canales de redes sociales. Puedes hacerlo incentivando la acción con contenido y ofertas exclusivas para suscriptores. Una vez hecho esto, puedes comenzar a crear contenido de correo electrónico regular, como newsletters que incluyan enlaces de afiliados en el cuerpo del correo electrónico en sí.

SEO

No hay duda de que los motores de búsqueda siguen siendo una herramienta extremadamente poderosa, quizás ahora más que nunca. Tener como objetivo posicionar un sitio web en la parte superior de la página de resultados de búsqueda (SERP, por sus siglas en inglés) es muy importante, ya que casi el 93 % de todo el tráfico web proviene de los motores de búsqueda, y el 76 % del tráfico de búsqueda desde PC viene de las búsquedas en Google específicamente.

Alguien que busque unos zapatos nuevos sin saber concretamente cuáles, lo más seguro es que acuda a Google primero. Esto quiere decir que, aunque las redes sociales te permitan dirigirte a públicos específicos, la gente no tiene por qué estar buscando activamente en ellas, mientras que, en el caso de los motores de búsqueda, los consumidores potenciales van a buscarte activamente.

El SEO, la optimización de motores de búsqueda o posicionamiento en buscadores es el proceso de optimizar tu sitio web y contenido para mejorar las posibilidades de estar entre los primeros resultados de búsqueda. Para lograrlo, debes demostrar a Google y a su algoritmo que tu contenido es atractivo, relevante y confiable.

El uso de palabras clave SEO es una de las principales formas de hacerlo. Las palabras clave son términos de búsqueda que la gente utiliza para buscar en Internet. En el ejemplo de los zapatos, la persona interesada en comprar zapatos podría introducir en Google «zapatillas de deporte nuevas baratas». Si tienes un blog que incluye el término «zapatillas de deporte nuevas baratas» un par de veces, ese blog tiene más posibilidades de posicionarse más alto cuando se realiza la búsqueda.

Sin embargo, no solo consiste en esto; hay muchos más matices. Entre los factores que afectan a tu posicionamiento en los resultados de búsqueda están dónde se colocan las palabras clave, cómo se usan y si el resto del contenido es relevante. No basta con escribir una publicación de blog en el que se repita muchas veces «zapatillas de deporte nuevas baratas».

También debes asegurarte de elegir las palabras clave correctas. No siempre tienes que quedarte con las palabras clave con el mayor volumen de búsqueda, ya que la competencia sobre estas será mayor. Por el contrario, lo que sí debes hacer es encontrar el equilibrio entre el volumen de búsqueda y la competencia, lo que se traduce en buscar palabras más concretas y específicas para el tipo de contenido que estés creando. Es muy probable que «zapatillas de deporte nuevas baratas» tenga demasiada competencia, pero puedes concretar más e intentar segmentar por «zapatillas de deporte para correr distancias largas», por ejemplo.

El SEO también implica personalizar los metadatos de tu sitio web, que es el texto que ves en la SERP, e incluso la URL del sitio web. Asimismo, puedes incluir tipos de contenido más concretos como preguntas frecuentes o vídeos explicativos para aparecer el los destacados de Google («snippets»).

Existen muchas herramientas en línea que te permiten realizar búsquedas de palabras clave de forma gratuita, e incluso el nivel más básico de SEO será útil en las primeras etapas hasta que crezcas un poco más y puedas invertir más recursos.

Para llevar a cabo una estrategia de marketing de contenidos para sitios web, lo más importante es darle forma a tu enfoque en función de los productos y mercado específicos a los que quieras dirigirte. Hay múltiples maneras de abordar el marketing de sitios web, pero comprender lo que tu público objetivo busca y cómo mantener su interés, ya sea a través de la producción de contenido, las redes sociales, email marketing, SEO u otras opciones, es esencial para atraer tráfico de calidad a tu sitio web.