Marketing de contenidos: crea una estrategia en 4 pasos

  • Escrito por

A día de hoy como negocio si no estás en la red, no existes.

Próximo evento

Esto quiere decir que si tú como empresa no apareces ahí, tienes un problema: estás perdiendo una posible venta facilitando clientes a aquellos competidores que sí están digitalizados. Sin embargo, no basta con mostrarse, sino con saber captar ventas mediante un buen plan de contenidos. ¿Tienes uno?

Contar con una buena estrategia de contenidos es clave para conseguir una buena reputación digital. Como empresa no quieres que el cliente pase por tu web y salga de ella como si fuera una pasarela. Por el contrario, quieres que se quede porque algo de lo que has comunicado hace un ‘clic’ en él y desea hacer negocio contigo (no con tus competidores, sino contigo).

Quizás es por aquello que dijiste que le resonó, quizás porque se sintió identificado, quizás porque le gustó tu estilo, quizás porque le convenció tu propuesta o tu presentación. Sea lo que sea, tu marketing de contenidos tiene que hablar de ti, de aquello que haces y de cómo lo haces tú en particular. Si haces esto bien, te aseguramos que ¡venderás más y mejor! Pero, ¿por dónde comenzar? 

La respuesta en la información que hemos preparado para ti:

¿Qué es el marketing de contenidos?

3 ejemplos de marketing de contenidos de éxito

Ventajas del marketing de contenidos

Crea tu estrategia de contenido en 4 pasos

Pensamientos finales

 

No te cuestiones más qué es un plan de contenidos, aquí encuentras toda la información comiences a crear uno hoy mismo. 

 

¿Qué es el marketing de contenidos?

El marketing de contenidos es una forma de promocionar tu producto o servicio a través de contenido que genera valor y satisface las necesidades de tu buyer persona. ¿Quién es esta última? El cliente final al que se dirige tu marketing de contenidos y quien deberás cuidar. Producir una reacción positiva en este será el factor clave del éxito de tu estrategia. 

El objetivo del marketing de contenidos no es otro que producir ventas atrayendo al cliente deseado mediante la información publicada. Este contenido puede ser realizado de diversas formas: a través de imágenes, infografías, vídeos, tutoriales, plantillas, webinars, podcasts, apps, juegos, presentaciones, guías, artículos, etc. 

La mejor forma de explicar algo, es mostrarlo. Por esto en el siguiente apartado te contaremos algunos ejemplos de éxito en el marketing de contenidos.

 

3 ejemplos de marketing de contenidos de éxito

 

  • El caso de Netflix: ¿Sabías que Netflix surgió en el año 1997? La plataforma de streaming más conocida estuvo en la sombra durante un gran periodo. Sin embargo, cuando cambiaron su estrategia de comunicación su éxito se disparó. Lo primero que hizo Netflix en su plan de contenidos fue analizar al cliente y encontrar que lo que este necesitaba era contenido de vídeo (series, películas, documentales) al alcance de un clic, de la forma más sencilla posible. También se dieron cuenta de que venderían más si proyectaban una imagen de Netflix como plataforma cool, creativa, con desparpajo y atrevimiento. ¿Recuerdas su polémico ‘Sé fuerte, vuelve Narcos’ que llegó a ser trending topic? Después de esto no hay nada que añadir sobre su exitoso marketing de contenidos. 

Netflix

  • El caso de Coca Cola: Esta es otra marca que siempre se destaca entre sus competidores. ¿Por qué? Porque cuenta con personalidad propia, coherencia y relevancia en su estrategia de contenido. El arquetipo de Coca Cola (de los 12 arquetipos para dar personalidad a una marca) es el llamado ‘Arquetipo del Inocente’ cuyo objetivo no es otro que refrescar al mundo, encontrar la felicidad y el optimismo. La receta de Coca Cola no la conocemos, lo que sí conocemos es que con su contenido nos transporta a momentos familiares, de amistad o de amor. Actualmente Coca Cola ha optado por las historias dinámicas (storytelling) como forma de ‘vender sin anunciar’ mediante la narración de cuentos. ‘Coca Cola Journey’ se llama su estrategia que persigue crear conversaciones, interactuar con el seguidor y vender el producto. 

  • El caso de GoPro: La marca de cámaras fotográficas de acción también se ha unido al marketing de contenidos dinámico. El éxito de GoPro se ha basado principalmente en dejar que sean los propios consumidores quienes alimenten su contenido. De este modo, el esfuerzo principal de GoPro no ha sido resaltar su producto sino el estilo de vida que este puede traer a quien la compre. Si te fijas en su perfil de Instagram, GoPro comparte publicaciones de sus propios fans en lugar de realizar publicidad directa. A favor de esto, actualmente GoPro dispone de una App mediante la cual los usuarios pueden publicar contenido (sin ni siquiera descargarlo en su PC o smartphone). Por otra parte, GoPro ha creado sus propios vídeos en forma de documentales realizados por profesionales

Tras leer estos casos podríamos decir que algunas de las ventajas del marketing de contenidos son las siguientes.

 

Ventajas del marketing de contenidos

 

  • Aumentar el engagement de tu comunidad: El contenido genera más contenido, especialmente a través de nuevas formas como el storytelling en tus post, stories, reels y IGTV de Instagram.
  • Mejorar la visibilidad y con ello el branding: Cuando esto sucede también obtienes más tráfico orgánico. ¿Qué quiere decir esto? Visitas a tu página que llegan directas y sin publicidad. 
  • Satisfacer las necesidades de tu cliente potencial: Si ya le das a tu consumidor lo que este está buscando, no necesitará buscar más, se quedará contigo. 
  • Hacerte ‘amigo’ de tu comprador (combatiendo así a los competidores): No hay nada que venda más que la confianza. Si te has ganado su confianza también has ganado su compra.
  • Mayor tráfico hacia tu blog y redes sociales: Y como ya sabes, a más visitas, más mejora tu SEO y con ello tu posicionamiento web. 
  • Obtendrás leads: Tu competidor desearía aquellos datos de contacto de personas interesadas en tus productos/servicios. 
  • Convertirse en un referente en tu sector: ¿Quieres ser conocido por una temática en particular? Entonces necesitas un marketing de contenidos que incluya blog, podcast, infografías y otras estrategias para ganar visibilidad (como el marketing de afiliación).

Clientes potencial

 

Crea tu estrategia de contenido en 4 pasos 

 

Primer paso: define a tu buyer persona

El marketing de contenidos no busca atraer a cualquier cliente sino a tu buyer persona. ¿Quién es esta? Tu comprador ideal, aquel individuo que por sus características encaja a la perfección en ese potencial cliente. Esto no debe ser confundido con el público objetivo pues este último no especifica sino que describe a un grupo demográfico particular. 

Por ejemplo, el público objetivo de una nueva marca de cafeteras serían los emprendedores entre 30-50 años que no tienen tiempo que perder en ir a la cafetería, pero desean un café italiano de calidad. 

Mientras que el buyer persona sería Julia: 35 años, CEO de una startup, ama las agendas y el orden porque busca optimizar su tiempo y productividad. A Julia le encanta poder disponer de café italiano en su oficina (sin necesidad de desplazarse). También escuchar podcasts mientras se encuentra atascada en el tráfico. Para Julia aprovechar cada minuto del día es importante. 

¿Comprendes la diferencia entre público objetivo y buyer persona? Definir un buyer persona es ahondar en la especificación, en el modo de pensar y las características detalladas del comprador ideal. 

Conocer los datos de tu buyer persona ayuda enormemente a crear una estrategia de contenidos pensada para Julia, ese comprador ideal. Y cuando sabes esto, también puedes permitir que el flow del inbound marketing (embudo de ventas) viaje más rápido de un paso a otro. 

Segundo paso: Escoge tu canal/formato de distribución de contenidos

Una vez has descrito a tu buyer persona, lo siguiente será saber desde qué canal abordarás a tu target.

Existen canales que no pasan de moda, como los blogs. Deliveroo lo sabe y por ello cuando nació su plataforma también lo hizo Food Scene, el blog de la marca. Este es un buen ejemplo de cómo una empresa de comida para llevar aumentó sus pedidos gracias a su creativo blog (con posts como este). 

Otro ejemplo de blog corporativo con éxito es el ecommerce Lekue. A través de sus posts de recetas, alimentación saludable y lifestyle ha experimentado una gran repercusión entre los foodies. Como ves, un blog es la forma de comunicar (o educar) a tu cliente antes de que efectúa compra. Tal y como hace el blog Home Depot, en la lista de los mejores 10 blogs de 2018 por su contenido tipo How To de gran utilidad para su buyer persona. 

Si aún tienes dudas de que el blog sea tu canal, debes saber los siguientes datos: cuando una empresa publica posts en blog obtiene aproximadamente 3,7 visitas más al mes. De hecho, Neil Patel afirma que el 82% de los marketers que tienen un blog tienen un ROI positivo en su inbound marketing. Además, contar con un blog te permite generar unos ingresos extra a través del marketing de afiliación. 

Por otra parte, los podcast son otro formato que no ha dejado de crecer como audio marketing y plataformas como Ivoox o Spreaker facilitan su continuidad. Sin embargo, los videos son también una elección segura pues (aparte de ser una gran tendencia) suman puntos en cuanto al SEO respecto a tus competidores.

Distribucion de contenidos

Otros formatos que han surgido en los últimos años son los webinars, los vídeos en directo de Instagram, crear materiales en formato ebook, contenido con imágenes, infografías, videotutoriales, guías descargables, entre otros. 

Por último, no olvides el email marketing, pues pese a las nuevas formas de marketing (como el WhatsApp Marketing), el tradicional correo electrónico continúa. De hecho, se considera una de las formas más rentables de generar un ROI alto. 

Y por supuesto, marketing de contenidos para tus redes sociales. Esto último no era ni siquiera una opción sino un must have de tu estrategia. ¿Por qué? Principalmente por el engagement que puedes generar a través de comentarios, likes, compartidos, etcétera. 

Tercer paso: Encuentra las palabras clave de tu negocio

A la hora de crear tu contenido, tener en cuenta las palabras clave o keywords es importante. Estas son aquellas frases o términos de búsqueda que emplean las personas cuando buscan en los motores de búsqueda como Google (u otro navegador). 

Cuando queremos aparecer en la parte de arriba de estos, es importante incluir aquellas palabras clave que nuestro buyer persona busca. Este es el elemento clave para una estrategia de SEO (Search Engine Optimization). ¿Por qué? Porque tu cliente seguramente se quedará con las páginas que le aparecen en primer lugar. 

Entonces, ¿cómo saber cuáles son las palabras clave para mi marketing de contenidos? Existen herramientas que facilitan la búsqueda de palabras clave. Algunas de las más utilizadas son: Google Keyword Tool, SEMRush, Ubersuggest o WordTracker. También existen muchas más como Answer The Public (plataforma para descubrir qué se pregunta la gente). 

Sin embargo, queremos darte un consejo. Tu cliente final es una persona y no un navegador, por ello siempre da prioridad a crear contenido para tu buyer persona. No destruyas esta conexión (incluyendo palabras clave sin un sentido) tan solo por agradar a Google. 

Cuarto paso: Mide los resultados

¿Cómo saber si un plan de contenidos está funcionando? Existen métricas como el ROI (Retorno de la inversión) que se presentan como una de las más válidas en la estrategia de contenidos. Esta forma de contabilizar resultados nos dice cuánto beneficio obtuvimos (por esto es la más apreciada por los directores de una empresa). 

El ROI se expresa en un porcentaje que indica la rentabilidad de nuestra inversión en cuanto a la inversión realizada (en marketing de contenidos) para captar clientes. ¿Cuál sería su fórmula? Ganancia obtenida menos inversión realizada, dividido de nuevo por lo que invertiste. 

Pese a que el objetivo principal del marketing de contenidos no es vender directamente (sino indirectamente), es importante conocer lo siguiente: ¿es tu blog exitoso?, ¿tus leads generados terminaron en venta?, ¿estás obteniendo resultados con tu podcast? 

Los resultados

No obstante, es cierto que en el marketing de contenidos se genera mucho valor que es difícil de medir, como por ejemplo el brand awareness (conciencia de marca). Este tipo de resultado se observa a largo plazo y medirlo a través del ROI es algo complicado. 

Por ello, es importante que antes de comenzar tu marketing de contenidos te cuestiones lo siguiente: ¿qué objetivos deseas alcanzar? A menudo los resultados que desea una empresa no son ventas directas, sino que están enfocados a: 

  • Aumentar el engagement,
  • Hacer branding,
  • Educar el mercado,
  • Obtener ventas a largo plazo,
  • Conseguir leads, entre otras. 

Conocer tus objetivos también te facilitará saber qué métricas utilizar y definir los KPIs (indicadores de desempeño). Por ejemplo, si tu objetivo es aumentar seguidores en Instagram, tu KPIs será controlar la analítica de tus redes a través de herramientas como Quintly. 

Por el contrario, si tu objetivo es conseguir leads, analizar las estadísticas de Mailchimp te ayudará. Y si quieres aumentar las visitas de tu web, revisar Google Analytic será tu KPIs. ¡Para cada objetivo una métrica diferente!

 

Pensamientos finales

No podemos terminar este artículo sin mencionar que el marketing de contenidos es tan solo una parte del inbound marketing. Actualmente esta es la forma más atractiva y exitosa de hacer marketing digital pues, a diferencia de la publicidad, se centra en atraer al cliente de forma sutil. Por tanto, hacer marketing de contenidos es hacer inbound: conquistar a tu buyer persona ganando su confianza. 

¿Cómo comenzar? Ahora que ya conoces qué es el marketing de contenidos y sus pasos principales, te recomendamos que empieces hoy mismo. Para tu inicio te sugerimos hacerte con una agenda en la que anotes todas tus ideas y fijes en el calendario qué días vas a publicar tu contenido  (actualmente existen incluso plantillas como estas, creadas para tu plan de contenido). ¡Los resultados hablarán solos!

Artículos relacionados